Jornada de celebración y reconocimientos para los ganadores de las clasificaciones de la Vuelta a España, que tuvo al belga Remco Evenepoel (Quick-Step Alpha Vinyl) como ganador absoluto y entre los triunfadores por categorías al ecuatoriano Richard Carapaz, el mejor en la clasificación de montaña.

La jornada final se cerró al esprint con victoria del colombiano Sebastián Molano (UAE-Team Emirates), el quinto triunfo del ciclismo latinoamericano en esta edición luego de una etapa para el cafetero Rigoberto Urán (EF Education-EasyPost) y tres del ecuatoriano Carapaz (Ineos Grenadiers).

La salida neutralizada permitió el homenaje a los ganadores: Evenepoel con el maillot rojo, Carapaz con el de pepas azules, Mads Pedersen (Trek-Segafredo) con el verde como líder de la clasificación por puntos y Juan Ayuso (UAE) con el maillot blanco del mejor.

La jornada se disputó en un circuito de cinco kilómetros en Madrid, y en el primer paso por meta llegó el homenaje al español Alejandro Valverde (Movistar), quien cruzó en solitario para el aplauso del público a una carrera de dos décadas, que se cierra en 2022.

Con el Bala se retira también esta temporada el italiano Vincenzo Nibali (Astana Qatqstan), homenajeado antes de la partida.

Pese a que la jornada no tenía los podios en disputa, el pelotón pasó algún susto como la caída de Lawson Craddock (BikeExchange-Jayco) y Óscar Cabedo (Burgos-BH), sin mayores consecuencias.

Los ataques no faltaron. Julius Johansen (Intermarché-Wanty-Gobert) y Lucas Plapp (Ineos Grenadiers) tomaron ventaja con el pelotón, seguidos de Xabier Azparren (Euskaltel-Euskadi) para poner ritmo en la etapa.

También Carapaz movió la carrera para intentar ponerse a la cabeza del pelotón en los cruces por el punto intermedio, en los que sumó 15 puntos y ganó 1 segundo de bonificación, como tercero en cada cruce, ganados por el local Enric Mas (Movistar).

Plapp y Johansen contaron con una media de 15 segundos sobre el pelotón, que en los kilómetros finales apretó el paso y neutralizó a los escapados para dejar la definición de la etapa a los velocistas.

Con el UAE a la cabeza del pelotón, la aventura para los fugados terminó a falta de 800 metros para la meta. Molano sorprendió y en su lanzamiento al alemán Pascal Ackermann terminó por ganar la etapa, por delante de Pedersen.

Molano marcó tiempo de 2 horas 26 minutos 32 segundos, igual registro para 29 corredores, mientras los ecuatorianos Carapaz y Jonathan Caicedo (EF) llegaron en posiciones secundarias, la Locomotora en puesto 105 y el Venado en 120, con diferencias entre uno y dos minutos, respectivamente.

La clasificación general no sufrió alteraciones en los primeros 51 casilleros, con Evenepoel en primer lugar con un tiempo acumulado de 80 horas 26 minutos 59 segundos para los 3.280,5 kilómetros de las 21 etapas.

Con Evenepoel subieron al podio los españoles Enric Mas (Movistar) y Juan Ayuso (UAE). Carapaz terminó la carrera en puesto 14, a 29 minutos 19 segundos del ganador belga, y Caicedo en el casillero 69. (D)

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.