Según el Gobierno, tras tres confinamientos prolongados debido al coronavirus, los hospitales se han oxigenado

Desde el 23 de abril y hasta el 20 de mayo se aplica un estado de excepción que incluye toque de queda en 16 provincias.

Para el Gobierno, los tres fines de semana con confinamiento prolongado han tenido un buen resultado en su intención de reducir los efectos del coronavirus.

Desde el pasado 23 de abril y hasta el próximo jueves 20 de mayo se aplica un estado de excepción con toque de queda en 16 provincias.

De lunes a jueves se inicia a las 20:00 y termina a las 05:00 del siguiente día, en tanto que el viernes empieza a las 20:00 y se prolonga hasta el lunes a las 05:00.

Tras el tercer confinamiento extendido, Esteban Arce, del Ministerio de Salud, sostuvo -este miércoles 12 de mayo- que en las provincias donde se aplica el estado de excepción hay una reducción del 33,67% en el número de casos de coronavirus, pues se pasó de 9.392 casos al 16 de abril a 6.228 contagios.

Arce agregó que antes del estado de excepción había el 95,05% de ocupación de camas a nivel nacional, pero actualmente se ha reducido al 92,05%.

Con respecto a las camas de hospitalización, el funcionario agregó que hay una tendencia decreciente, aunque indicó que el impacto se verá al final del estado de excepción.

Pese a que los indicadores muestran una tendencia decreciente, dijo Arce, existen listas de espera y porcentajes de ocupación importantes en diferentes provincias.

Juan Zapata, director del ECU911 y presidente del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, indicó que las medidas adoptadas han dado resultados positivos, pues han logrado reducir los contagios así como la tasa de reproducción del virus y hay una disminución “bastante grande” en listas de espera, sobre todo en camas de cuidados intensivos (UCI).

En el IESS, indicó Zapata, había 414 personas a la espera de una UCI y actualmente son 282 pacientes.

Zapata sostuvo que no se ha hecho un análisis de la mortalidad porque eso se lo hará de tres a cuatro semanas después de la toma de las medidas restrictivas.

Con respecto a las incivilidades, Zapata indicó que Guayas, El Oro, Esmeraldas y Manabí son las provincias con mayores conflictos.

Destacó buenos comportamientos en Pichincha, Cotopaxi, Carchi, Zamora y Loja.

Agregó que se evitó la movilización de más de un millón 400 mil personas tanto en el Día de la Madre como en el Día del Trabajo.

Zapata aclaró que como COE no pueden generar cambios ni en los días, ni en los horarios, ni en fechas, ni en las provincias determinadas en el estado de excepción y solamente lo puede hacer el presidente de la República.

Luis Barzallo, de la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME), sostuvo que luego de que termine el estado de excepción cada gobierno local aplicará normativas ordinarias y trabajo coordinado con gobernaciones e intendencias.

Fuente: El Universo (T.F.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *