La compañía de comida rápida seguirá pagando el salario a sus 62.000 empleados, así como a los proveedores. 

El cierre temporal de los 850 locales de McDonald’s, la cadena estadounidense de comida rápida, ha anunciado este martes 8 de marzo, también se han sumado otras tres compañías estadounidenses, Starbucks y PepsiCo y Coca-Cola, que suspendieron actividades en ese país.

La presión de la opinión pública ejercida sobre McDonald’s, tras su persistente silencio sobre los acontecimientos en Ucrania, dan sus primeros resultados con la suspensión temporal de sus operaciones en la ex republica soviética y puede ser el símbolo cultural y comercial ha la Rusia de Putin.

“No podemos ignorar el innecesario sufrimiento causado a Ucrania” por la invasión rusa, ha explicado un comunicado emitido por la empresa estadounidense.

El comunicado de cierre ha sido remitido a todos los locales y a sus trabajadores y enfatiza que “la prioridad número uno desde el comienzo de la guerra ha sido y es la gente. Como empresa, nos unimos al mundo para condenar la agresión y la violencia, y rezar por la paz”.

La decisión fue replicada por otras tres compañías estadounidenses, Starbucks y PepsiCo y Coca-Cola, que suspendieron actividades en ese país.

El secreto de la presión que estos días han ejercido las plataformas sociales y los inversores sobre McDonald’s puede residir en el hecho de que es propietaria de la mayoría de los restaurantes que operan bajo su marca en Rusia.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.