El nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, tras jurar su cargo el pasado domingo, ordenó traer la espada de Simón Bolívar, más conocido como ‘El Libertador’, por haber independizado al país de España. El Rey Felipe VI, presente en la toma de posesión, no se levantó al paso del arma del militar y político venezolano.
La Casa del Rey ha preferido no ofrecer declaraciones sobre la anécdota, consultada por este medio. Si bien el entonces presidente electo mantuvo un encuentro bilateral con Don Felipe con anterioridad al encuentro, así como el político ofreció su saludo al monarca al inicio de la ceremonia, este detalle ha comenzado a hacerse viral en redes sociales 24 horas después del suceso.
«¡Alerta, alerta, alerta que camina la espada de Bolívar por América Latina!», coreó la multitud mientras todas las autoridades que acudieron a la investidura del nuevo presidente colombiano se puso en pie. Todos menos el Rey de España, quizás por motivos históricos evidentes.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.