La noche en la sala de emergencia del hospital Axxis, en el norte de Quito, perdió su tranquilidad momentánea con el ingreso de un joven de 13 años que había sufrido un accidente de tránsito en Machachi, en el suroriente de la capital.

Era el 5 de agosto y el paciente había perdido la mano derecha, fue amputada por completo en el siniestro y habían pasado varias horas hasta que fue trasladado al hospital.

Cerca de un mes después, luego de tres operaciones y cuidados especiales, el joven fue dado de alta con la mano reimplantada, como un milagro que se veía imposible y que la Unidad de Cirugía de Mano y Microcirugía, del grupo Medical Track, lo logró.

QUITO.- Un joven llegó al hospital Axxis con la mano derecha desprendida por completo, un grupo de médicos logró reimplantarla y fue dado de alta. Foto: Cortesía Hospital Axxis

Marco Yánez, traumatólogo cirujano de mano que lideró estas cirugías, resaltó el éxito de los procedimientos por la edad de su paciente, la tecnología con la que contaron y la preparación de los médicos que les permitió responder de manera urgente.

“Después de casi 20 días de trabajo, con la integración de varios especialistas, podemos decir que la mano se encuentra reimplantada, que goza de una buena salud fisiológica y por ello el paciente pudo ser dado de alta”, agregó.

Para llegar a este punto tuvieron que realizar tres cirugías: la primera fue para la unión del hueso y revascularización (unión de los vasos sanguíneos), con una duración de siete horas. Después dieron un tiempo de recuperación para que la mano mejore sus tejidos y se desinflame.

La segunda cirugía fue reconstructiva, con una duración de diez horas, unieron nervios, tendones y realizaron la cobertura de un gran pedazo de piel que faltaba. Esto se hizo mediante un trasplante de tejido de la pierna al antebrazo.

Finalmente, la última cirugía, que duró una hora aproximadamente, fue para dar retoques finales a las cicatrices que quedaron.

Los médicos explicaron que será determinante que continúen con un estricto proceso de rehabilitación. Para esto, el centro de fisioterapia y rehabilitación física del mismo grupo (Medical Track) usará cámaras hiperbáricas, que servirán para oxigenación y cicatrización de los tejidos.

El fisioterapeuta Anthony Brito, miembro del grupo médico, destacó que también implementarán una tecnología nueva, mediante el uso de una mano robótica. Este asistente permitirá brindar trabajos de movilización pasiva que impedirán que se peguen los tejidos y pierda movilidad la mano recuperada, en niveles que el paciente tolere.

QUITO.- Un joven llegó al Hospital Axxis con la mano derecha desprendida por completo, un grupo de médicos logró reimplantarla y fue dado de alta. Foto: Cortesía Hospital Axxis

Además, realizarán terapia manual con especialistas en rehabilitación de manos.

El tratamiento se dividirá en tres partes: primero va a ser analgésica, después se enfocarán en que la mano gane fuerza y movimiento, y finalmente establecerán la educación de habilidades normales que deberá desarrollar la mano.

Este es el primer caso de amputación completa que atienden en la historia de este hospital, los doctores reconocieron que habían tenido casos complejos, pero este caso ha sido el de mayor complejidad. Finalmente, esperan que en unos meses el joven pueda realizar sus actividades lo más normalmente posible.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.