UNA PROFESORA BRITÁNICA ENCARCELADA DICE QUE IRÁN LE PROPUSO ESPIAR.

Una profesora universitaria británico-australiana encarcelada en Irán por espionaje rechazó la oferta de Teherán de trabajar para ellos como espía, según unas cartas escritas a las autoridades desde la cárcel y que fueron publicadas el martes por medios británicos.

Kylie Moore-Gilbert escribió que los primeros diez meses que pasó en un zona de aislamiento de la prisión de Evin en Teherán gestionada por de los Guardianes de la Revolución, habían «dañado gravemente» su salud mental, según fragmentos publicados por los diarios The Guardian y The Times.

«Todavía se me niegan las llamadas telefónicas y las visitas, y tengo miedo de que mi estado mental y emocional se deteriore aún más si permanezco en este pabellón de detención extremadamente restrictivo», escribió.

La británico-australiana, profesora de estudios islámicos en la universidad de Melbourne, cumple una sentencia de diez años por espionaje, cargos que ella negó.

Según las misivas, también rechazó ofertas de convertirse en espía para Irán.

«Por favor, acepten esta carta como un rechazo oficial y definitivo de su oferta de trabajar con la rama de inteligencia de los Guardianes de la Revolución», escribió según The Guardian.

«No soy una espía. Nunca he sido espía y no tengo interés en trabajar para una organización de espionaje en ningún país», agregó. «Cuando salga de Irán, quiero ser una mujer libre y vivir una vida libre, no bajo la sombra de la extorsión y las amenazas», añadió.

Fuente: msn.com

Deja tu comentario