UNIÓN EUROPEA. JUEGO SUCIO CONTRA VON DER LEYEN DE LOS SOCIALDEMÓCRATAS ALEMANES EN BRUSELAS.

La canciller alemana, Angela Merkel, pide a sus socios de Gobierno del SPD que detenga la campaña «indigna» en Bruselas contra la candidata a presidir la Comisión Europea.

La campaña en Bruselas contra la ministra alemana de Defensa y candidata a la presidencia de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, es «indigna y debe parar». Esa es la petición que ha hecho la Unión Cristianodemócrata (CDU) y la canciller, Angela Merkel, al Partido Socialdemócrata (SPD), socios en la coalición de Gobierno, tras conocerse que eurodiputados socialdemócratas alemanes han distribuido a sus correligionarios europeos un documento poniendo de manifiesto las sombras que deja la gestión de Von der Layen en Alemania. El documento, redactado en ingles, lleva por título «Por qué Ursula von der Layen no es una candidata cualificada y adecuada».

«Si ese documento existe de verdad, lo único que puedo decir es que va en contra de los intereses de Alemania. Es difícil imaginar lo bajo que ha caído la socialdemocracia», ha declarado el presidente de Unión Cristianodemócrata (CDU) en Hesse y jefe del gobierno regional, Volker Bouffier.

El documento existe y entre los puntos negros que el SPD da a conocer a sus colegas europeos de una ministra poco conocida en Bruselas figuran el estado precario en el que deja el Ejército, los altos costes del saneamiento del buque escuela «Gorch Fock», las partidas millonarias que destinó a la contratación de asesores externos, tema que dio lugar a una investigación parlamentaria y forzó la dimisión de una secretaria de Estado, y los rumores de plagio de su tesis doctoral, pese a que la Universidad falló en su examen posterior a favor del trabajo académico de la ministra.

Ursula von der Leyen se somete este martes al voto del Parlamento Europeo, a cuyos grupos ha intentado convencer de su capacidad para el puesto. Con muy cuestionable éxito. Sólo cuenta con el apoyo de conservadores y previsiblemente con el de los liberales. Los Verdes ya han anunciado que no la respaldarán y tampoco los eurodiputados del SPD, como así ha adelantado Katarina Barley, quien, hasta las recientes elecciones europeas, en las que dio el salto a Estrasburgo, era titular de Justicia en el Gabinete Merkel y por tanto colega de Von der Leyen.

«La gran coalición en Berlín no tiene que sufrir por nuestra posición aquí. Si alguien tiene algo que perder es la socialdemocracia, a la que han puesto una pistola en el pecho para que elija entre tragar o morir», ha declarado Barley. Su candidato y el de toda la familia socialista y socialdemócrata europea era el holandés Frans Timmermans.

La oposición de Barley y la de los otros 15 eurodiputados alemanes del SPD a la elección de Von der Leyen gusta a los ex presidentes del partido, Sigmar Gabriel y Martin Schulz, uno de las figuras del SPD que, como presidente que fue durante años del Parlamento Europeo, mejor conoce os entresijos de las instituciones europeas. Ambos han llegado a pedir la ruptura de la gran coalición con Merkel, aunque ésta se abstuvo en la votación por Von der Leyen al no contar con el beneplácito de los socios de coalición.

ELECCIONES A LA VISTA

Con tres elecciones regionales a la vista, un posicionamiento en las encuestas en niveles como no se recuerda y actualmente dirigido por una gestora, la salida del SPD del Ejecutivo en estos momentos sería un suicidio. Aún así, la situación en el Gobierno «no es fácil», ha afirmado de la canciller. Y puede que lo sea aún menos si los 16 eurodiputados del SPD impiden la mayoría que necesita Von der Leyen para convertirse en la sucesora del luxemburgués Jean-Claude Juncker y en la primera mujer que accede a ese puesto.

En la sede central del SPD en Berlín, la actitud de sus representantes en el Parlamento Europeo cae de sorpresa. «No hemos sido informados de nada. Nosotros no hemos elaborado de ese documento ni encargado a nadie que lo haga», afirma Thorsten Schäfer-Gümbel, uno de los tres miembros de la gestora. El debate le parece sin embargo legítimo: «Muchos de los que quieren la democratización de Europa y defienden el principio del ‘spitzenkandidat’ han sido ignorados».

En esa misma línea, el vicepresidente del SPD, Ralf Stegner, ha escrito en su cuenta de Twitter que «el tour de carisma de Von der Leyen por las fracciones del Parlamento Europeo no ha funcionado. El golpe de efecto del Consejo Europeo tiene un precio».

El ex jefe del grupo parlamentario socialdemócrata en el Parlamento Europeo, Udo Bullmann, tampoco sabe nada de un asunto el que afirma no haber participado. Bullmann ha sido uno de los más críticos con la nominación de Von der Leyen, de quien ha llegado a decir «es la candidata bendecida por Viktor Orban», el controvertido primer ministro de Hungría.

Sólo el jefe de los eurodiputados del SPD, Jens Geier, ha dado la cara, aunque niega que informar a sus compañeros de grupo de los antecedentes de un candidato que aspira a presidir la Comisión Europea sea jugar sucio. «La compilación de la información sobre Von der Leyen aparecida en la prensa alemana y compartida con la facción no debe entenderse como una forma intencionada de dañar a la persona pública. Respondía a una petición de referencias de la candidata», sostiene Geier. La candidata Vor den Leyen tuvo que responder a las informaciones incluidas en ese documento en su encuentro con el grupo socialdemócrata europeo. No convenció, pero logró mantener su marca, una eterna sonris

Fuente: elmundo.es

Deja tu comentario