En mayo del 2021 para Francisco Egas, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, la posibilidad de que el país fuera sede por cuarta vez de la Copa América era factible. La dirigencia de la FEF va “a luchar” por conseguirlo”, dijo el directivo.

“Nosotros nos estamos preparando para eso (para pedirle la sede la Conmebol), y creo que tenemos además la ayuda de nuestros clubes, de algunos de ellos que están trabajando, y muy bien, en la infraestructura. Acabamos de inaugurar el estadio de Independiente del Valle, que es una linda joya y poco a poco irá creciendo”, declaró el año anterior Egas, cuando ya la pandemia del coronavirus había causado, entre muchos estragos, complicaciones de orden financiero en Ecuador.

En su entusiasmo por recibir el certamen de selecciones de balompié más añejo del planeta, agregó hace 16 meses el titular de la FEF: “Ojalá Ecuador pueda albergar, y para eso vamos a luchar, la Copa América 2024, si bien eso ya estará fuera de nuestra gestión por ahora (aparentemente en ese momento Egas no pensaba en la reelección, que ya aseguró como candidato único), vamos a pelear con todo por tener ese torneo que no lo tenemos desde 1993″.

Dijo todo aquello a propósito de una resolución del Consejo de Presidentes y de las asociaciones miembros de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) que seleccionó al estadio Monumental Banco Pichincha como sede para la final única de la Copa Libertadores 2022 de octubre próximo (ganada por Flamengo hace casi dos semanas).

Con el transcurrir del tiempo la opción de que Ecuador sea el anfitrión del certamen en el 2024 no existe. “No estamos en capacidad de organizar la Copa América”, aclaró oficialmente el presidente de la Federación este miércoles en una entrevista en radio La Red, de Quito.

Sin dar mayores detalles Egas de las razones, solo de manera muy general, comentó que no está en planes de la Ecuafútbol solicitar la sede a la Conmebol, requerimiento que de haberse dado tendría que haber contado con el aval y respaldo del Gobierno Nacional.

Según el dirigente “hoy nuestro país debe concentrar sus recursos en enfrentar la difícil problemática que nos preocupa a todos y que es lo prioritario. Hay cosas más importantes que el fútbol”.

La Copa América (llamada así desde la edición de 1975, antes se denominaba Sudamericano a ese torneo) desembarcó por primera vez en el país en 1947, cuando se jugó íntegramente en Guayaquil en el estadio George Capwell, con la titulación de Argentina.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.